lunes, 10 de septiembre de 2007

12:15

(Adán lee a Jorge Eduardo Eielson)


Son las

doce

y

cuarto

en el que estoy solo

el día siguiente de ayer.

No hay comentarios: