miércoles, 14 de noviembre de 2007

El ahogado



Estallo viendo cómo llueve,

cómo se alargan las gotas sobre el cristal de la tarde.

Los dedos de mi mente también se alargan para tocarlas

y hacerme saber que no sueño.

Estallo en llanto,

estallo orando por mis muertos;

es tallo el pensamiento que la lluvia dobla,

es flor el pensamiento que la lluvia corta y levanta y lleva

y muestra y pasea y transporta hasta el río.

Lloro,

no estoy soñando:

hay un río y un hombre viajando en mi llanto.

No hay comentarios: