sábado, 17 de noviembre de 2007

(El ahogado)



Hablar de un muerto desde el puente Rosita,

de una corriente de agua en remolino que mantiene

al cuerpo chocando contra una pared de roca,

de gente que mira como aquellos

que nunca han visto a un ahogado,

de intentos de otra gente por sacar

al cuerpo de ese juego, despertarlo,

despiértate, despierta

y nada,

nadie lo alcanza.

No hay comentarios: