miércoles, 23 de enero de 2008

EL POEMA ACOMPAÑA AL CREADOR



Celebración en el bar del psicólogo

con una secretaria y un perro de madera

que ni ladra ni muerde.

Si lo orinara sería mala suerte,

quizá por eso ella lo trae de llavero.

De todos modos da igual:

ella es imaginaria

y realmente no es un bar

el consultorio

del cantinero.

No hay comentarios: