lunes, 16 de marzo de 2009

De un puente a otro



Árbol viajando en el río,

haciendo una parada

al chocar sus raíces con el puente.

Así detenido,

parece que el ramaje abrevara

para erguirse de nuevo

en la imagen

que el reflejo en el agua

nos regala.

6 comentarios:

Tonalli: Casa del Sur dijo...

uuuyyy, hacía tiempo que no me paraba por aquí, usted perdone pero he andado metida en mil cosas. Ciertamente el reflejo del árbol en el agua, haría pensar eso, una imagen muy cierta!

Anónimo dijo...

y sucedió en nuestro sabinal, quinta o sexta poniente, hace ya unos años. Recuerdas los antiguos puentes? Los arcos? A falta de cámara...

un abrazo, siempre eres bienvenida.

lalo h

Seichiro dijo...

hola lalo como estas hace muchisimo tiempo que no voy y me leo un buen libro con una tacita de cafe en el local de marce espero poder hacerlo el dia de mañana

espero que te encuentres de lo mejor nos estaremos viendo me cae que no olvido tu version de hotel california

Anónimo dijo...

sí!!! y también hay que karaokear,no crees? extraño todo eso. qué te parece si nos vemos este sabadrink?
abrazo

lalo h

Seichiro dijo...

si me parece mas que perverso

no pude ir hoy debido a cosas de la escuela y cosas de actualizar una web pero claro viva el karaoke

nos vemos el sabadrink

Azul Selene dijo...

Yo siempre he equiparado el movimiento con el lapso de la vida… el árbol entonces me recuerda a mí y el rio el camino… el puente entonces es los obstáculos que debo cruzar y el reflejo del agua lo que debo alcanzar….
Figuraciones mías… lo bello de la subjetividad… saludo¡¡¡