viernes, 12 de junio de 2009

Soledad



1

Esto que en tu espalda su mano ahora posa

es otra cosa:

no es la soledad.

¿O es acaso mía esta presencia advertida entre tu luz miedosa?



2

Papá dice que estar solo es imposible.

Ni los muertos —replica.

Yo tengo otra verdad:

estar solo es estar sin uno mismo,

porque entonces nada me hace compañía.

Ni siquiera tu espíritu,

papá.

2 comentarios:

El Drac dijo...

¡Muy buena!!! Cada vez me encadeno más a tu blog. Gracias por ello.

Anónimo dijo...

Gracias a ti por tu comentario para este texto y para el de Bernardo. Un abrazo.

lalo h.