sábado, 22 de noviembre de 2008

ANIMALES DISTINTOS


[COMO AL DESCUIDO]


como al descuido

acariciás la hoja

acariciás mis poemas sin saberlo

sin mirarme

en la demora

de las últimas palabras

la seducción del muro que cae


apenas un instante

para coser los restos


¿habrá belleza que se iguale

a la demolición?


Viviana Abnur (Buenos Aires, 1964)


POÉTICA


Un equipaje sobrio

—una escueta sintaxis despojada

y dos pronombres falsos—

para un fin de milenio. Inservible el amor:

ese es el tema. —¿Acaso no me oyes?

¿No basta imaginar que oyes cómo escribo

para que me parezcan

rentables el hastío y la escritura?

—Desherédame, lengua. No te sirvo.

No acudo a las palabras limpiamente.

Sólo acaricio aquellas que me queman

y que saben a labios o a odisea.

Sólo quiero adular a la familia

de las palabras muertas del amor.

Será inútil seguir. Queda solo un pronombre.


Aurora Luque (Almería, 1962)


DESTINO


Uno piensa que nunca llegará el amor,

pero llaga.


Raquel Olvera (Chignahuapan, Puebla, 1966)


[de ANIMALES DISTINTOS, muestra de poetas argentinos, españoles y mexicanos nacidos en los sesentas; antología coordinada por Juan Carlos H. Vera]

martes, 18 de noviembre de 2008

Irana Douer

Irana Douer (Buenos Aires, 1984)


Hace un par de años me encontré con este trabajo de Irana Douer en la página de Sleepingfish pero no es sino hasta ahora, ante una necesidad mía de acompañar los poemas de Silvia Camerotto con obra de una paisana suya, que entro en contacto con esta excelente artista, a quien hay que tener en mente.

jueves, 13 de noviembre de 2008

Cuatro poemas de Silvia Camerotto



I.

qué querías de mí

mujer de siete vidas

que espera tu caída boca arriba

con las piernas abiertas


no me gusta tu nombre


tu lengua arrastrando la otra lengua

el roce la partida

el sacrilegio


la nariz olisqueando

la oreja de la niña muerta

el silencio de las putas de saavedra

el convento

qué querías


no me gusta tu voz.



II.

ese día de dios te tiene atada

(de rodillas te quiere

malherida te quiere)


es cualquier lluvia la que apaga el fuego

es cualquier mano la que filtra el agua

es cualquier culpa la que tapa el ojo izquierdo


era una cama inútil

donde ayer te revolcabas.


III.

recemos por los justos

antes de la despedida


hacete a un lado

no duraré para siempre


efectos del exterminio, dirías.


IV.

nadie me dijo

que después vendría

a instalarse en mis labios

un muerto


Silvia Camerotto (Argentina, 1959)

viernes, 7 de noviembre de 2008

DANZA DEL AUTO




Me toca estar presente,

ver,

sentir la rápida ritual danza del auto

en su preparación para aparearse.

—¡Oh no! ¡No ahora! —le reprocha papá,

aunque no sé realmente cuánto tiempo

deba un auto guardar el celibato.

Grita, gime, y sus rugidos suenan

como un claxon ajeno,

de garañón extraño

desprendido

de original trayectoria.


Así es la danza de la máquina,

sin muchos miramientos:

de pronto está,

después de chirridos de llantas,

de lujurioso intercambio de pintura,

montado sobre ella,

que,

en su parte más sensible,

s a n g r a.

martes, 4 de noviembre de 2008

RASTRILLOS




...las cosas que, acercándose una a otra, se unen, sus bordes se tocan, sus franjas se mezclan, la extremidad de una traza el principio de la otra.
MICHEL FOUCAULT, La prosa del mundo

Veo dos rastrillos copular:

los cuerpos tensos,

dos pares de hojas bien dispuestas,

sus bandas lubrisuaves son más blancas

y están excitadas de alguna manera.

Las rayas a los lados con agua, yace la hembra

sobre el duro frío del lavabo mientras él

ejerce presión con su quijada

sobre el cuello de ella.

Realmente es un amplexo metafísico:

hay patas delanteras que no veo,

que favorecen un desove invisible.

Seguramente el macho

fecundará el producto tan pronto me retire.

Por ahora todo el tiempo están quietos,

quizá extenuados o molestos.

Pienso en los rastrilluajos azules que tendré,

pienso en el precio,

en la raza mejor que advendrá si los cruzo

con rastrillos sin banda,

o con los de hoja triple,

o con los amarillos.

Será una gran industria de rastrillos verdes,

fuertes,

made in Mexico.

domingo, 2 de noviembre de 2008

Unión Libre 1991


Llega a mí, vía Mariauxilio Ballinas, esta foto de hace un chorratatatatal de años. Tantos, que ya no recuerdo algunos nombres.
Aquí estamos, unos más polluelos que otros, en casa de Elda y David, quienes aún estaban (creo que felizmente) casados. En el sentido de las manecillas del reloj: Elda Guzmán, David Tovilla, Mario Nandayapa, Mariauxilio, Rubén de Leo, ? , el maestro Óscar Oliva, Maricarmen Hernández, ?, Lalo Hidalgo, Irma Domínguez, ? , ?, y Yolanda Gómez Fuentes. ¿Los demás? Je ne sais pas!