domingo, 20 de septiembre de 2009

RESTOS



A Silvia Camerotto
Un enfermo de gravedad se masturba
para dar señales de vida

ENRIQUE LIHN

Abro otra vez el libro que nunca escribo y aparece —terca— la misma sentencia:

...............“Un hombre que cae está enfermo de gravedad”.

Y es ahora que la noche me devora,

me devana y deshilacha y muele y duele de la piel a la médula,

y me vienen palabras como enjambres de demonios, como títulos de nada,
         
poblado de estos rezos yo voy hacia el vacío
             
y voy hacia el vacío poblado de esos restos:

...............“Huesos de noches de osada ternura”

...............“Pontificada deslealtad a la suma de todos sus
...............plagios”

...............“Ausencia adjetivada a tientas”

...............“Hombre atrapado en flagrancia en el anuncio de
...............lo sucio de su sino”

...............“Manual para alternar las sombras con los restos
...............de una niñez unida a los barrancos del desgano”

...............“Precaución: héroe temeroso jugando un papel
...............temerario”

...............“Precaución: pequeño dios depositando ecos en
...............la blanca tersura de los grabados del papel
...............sanitario”


Silencio. Silencio.

Bloques de soledad donde el silencio asesina decisiones.

4 comentarios:

sibila dijo...

gracias, eduardo. un gran honor.
abrazo desde aquí.

La poesía no se vende dijo...

MODUS OPERANDI X

La locura: Pensando en ti,
la pedantera distancia se reúne.

Cerrando los ojos.
Los dos.

La locura centra la mente.
Amaga divagar, cuyo conejo,
en veredas nocturnas.

Soy una montaña Huixtla
en el campo lluvioso.

Relumbrón de luna
asfixiada en sabinos.

Manta y red de otra montaña
de cabeza necia.

Liv.

Eduardo Hidalgo dijo...

jaja aquí hay Lalo encerrado!

abrazos, Silvia y Liv.

lin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.